martes, 18 de octubre de 2016

Ovejas negras

Muchas personas nos hemos sentido "desubicados" a lo largo de nuestra vida al no encontrar otros seres, grupos, comunidades, etc. con los que poder identificarnos.
No me refiero a cuando nos sentimos así por una circunstancia concreta y puntual, sino cuando ese sentir de no identificación,  ha estado o está establecida en nuestra vida de forma abstracta y casi continua, como si se tratara de "una alerta o señal inconsciente" que sin pretensión por nuestra parte, nos guía a colocarnos en "territorio de nadie".
Esa percepción puede habernos acompañado desde niños, haberse ido forjando a través del tiempo por causas diversas, o instalarse en nosotros debido a algún suceso impactante que nos "sacó" de nuestro propio "encasillamiento"

En mi opinión, lo más importante es, que en general, la reacción primera y natural a ese sentimiento de desunión, de no pertenencia por no identificación, es de un pesar a veces  terrible y otras no tanto, y que creo va directa y proporcionalmente ligado a lo cercano que esté, ese "recuerdo inconsciente" que todos tenemos de nuestro Verdadero Ser. Porque la identidad de nuestro Verdadero Ser, es una singularidad que siempre Es en unión con Todo lo que ES.

La definición de identidad en el diccionario de La R.A.E:
       identidad.
Del lat. tardío identĭtas, -ātis, y este der. del lat. idem 'el mismo', 'lo mismo'.
1. f. Cualidad de idéntico.
2. f. Conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.
3. f. Conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.
4. f. Hecho de ser alguien o algo el mismo que se supone o se busca.

5. f. Mat. Igualdad algebraica que se verifica siemprecualquiera que sea el valor de sus variables.

 Lo que hoy  me sigue impactando, es que en un principio o incluso nunca, se nos ocurrió pensar que lo más  lógico, natural, certero, e incluso de sentido común, es, sentirse desubicado. Porque todos esos grupos, comunidades, etc. con los que se supone tenemos que sentirnos a gusto, integrados, se han creado basados en unos paradigmas, arquetipos, creencias,  ideas, reglas, dogmas, etc. que se vienen arrastrando con las variaciones correspondientes a cada época, y que han sido definidos, orquestados y manipulados por "otras personas"(y no precisamente desde su esencia), no por nosotros.  Además ya sabemos que esas "otras personas" que son minoría, forman y han formado parte de los grupos de poder, que no han tenido ni tienen otra intención hacia la raza humana, que la de manipular para usar y tirar. (sin duda que sobre esto habría mucho que matizar, pero no es el momento)

 Ah!!, dijo la bombilla: entonces, ¿tal vez podemos empezar a pensar que "los desubicados" no van tan desencaminados? Dejemos este comentario en el aire y sigamos

Estos seres humanos que no encuentran con qué o quién identificarse, se pueden dirigir hacia dos caminos(que yo sepa) muy diferentes:

- Por un lado, están  los que "se integran en el grupo que les corresponda", sin en verdad sentirse partícipes de las ideas, sentimientos o reglas que lo componen.
Creo que actúan así por(entre otros) varios motivos, uno es el miedo que les produce el mero hecho de imaginar la posibilidad de verse aislados, con las consecuencias que eso les traería, otro por creerse incapacitados para imaginar y crear un camino alternativo, que fuera más apropiado a su pensar y sentir, el tercero porque piensan que su salida del camino ortodoxo que se supone "les ha tocado", puede dañar a algún ser querido y el cuarto y para mí más "triste", es porque llegan a creer que "la sociedad tiene razón" y ellos están equivocados,  más o menos locos o que creen en quimeras,  por lo que intentan ocultar o reprimir todo su sentir.
De modo que todos estos seres, "se acoplan" de la mejor manera que pueden, llegando a  asumir esas ideas, entre otras,  de que la felicidad no existe, es una utopía, así es la vida, etc.

- Por otro lado,  están los que con los mismos sentimientos de desacuerdo que los del grupo anterior hacia los grupos establecidos, los sienten con una claridad, intensidad o certeza, que les impide fingir o traicionarse a ellos mismos y aunque conozcan o intuyan los problemas que "estar al margen" les puede traer, les resulta inevitable  la no integración, por lo que "se rebelan" y caminan "en solitario"(en general a su pesar), produciendo diversas consecuencias en sus vidas. A veces consiguen llegar a ser grandes hombres en su especialidad y otras llevan vidas muy difíciles, en condiciones extremas y a veces irreversibles.
Estas personas suelen ser calificadas socialmente, en mayor o menor grado, como"ovejas negras", inadaptados, problemáticos, pudiendo llegar a ser marginados y/o desamparados.


 Suelen estar guiados por la intuición y por una convicción, que creada desde la natural necesidad de amor, pretende encontrar "un lugar" entre "unas imaginadas personas afines", donde poder expresar su verdadero pensar y sentir, porque  "algo" en su interior les dice una y otra vez que lo natural en la vida es sentirse identificado, acompañado, aceptado, potenciado y amado, Algo les dice que tiene que existir un grupo al que pertenecer, donde la identificación de sus componentes consista en el desarrollo de cada singularidad(no individualidad) conviviendo en amor, respeto y armonía, compartiendo sus diferentes expresiones  y expandiéndose  a sí mismos y al grupo, gracias a ellas.

Os he contado esto por dos motivos:

-Uno, Porque me alegra(no imagináis cuanto), saber que muchísimas de esas "ovejas negras", son las que desde hace varios años(algunas desde siempre), ya no sólo creen en que ese grupo existe, sino que  encontraron y descubrieron que siempre estuvo ahí, que cada uno Somos nuestra esencia, que es una parte de ese grupo y a la vez el grupo entero.
Encontraron Su Verdadera Identidad y Pertenencia. Tienen la certeza de que ese grupo está compuesto por La Humanidad, La Tierra, los planetas, galaxias e universos con todos sus "Humanos" incluidos, y que aunque muchos de sus componentes sigan "dormidos", ellos, "despiertos", saben  que todos llegaremos a estarlo y lo que eso significa.

-Dos. Porque quería decirles a esos humanos que aún hoy se sienten desubicados, solos, "ovejas negras declaradas" o "camufladas", que muchas más personas de las que se imaginan, desean que dejen de sentirse así.
En mi opinión habéis estado bien encaminados por lo que he explicado, pero ya podéis dar el siguiente paso, son inmejorables tiempos para hacerlo. Ya podéis uniros a ese gran grupo de la Humanidad  que habéis buscado siempre. En él está ese Amor que necesitáis y que está en vosotros. Ahí podéis seguir evolucionando, descubriendo vuestro Ser en unión con Todo Lo Que Es.


Os dejo un enlace que creo aporta mucho a este tema. Es un artículo llamado "Pertenencia" del blog "detrasdeloaparente". 


Un abrazo desde el corazón

viernes, 14 de octubre de 2016

¿Hacia dónde se dirige nuestro planeta y la humanidad?

Me parece de vital importancia conocer el estado evolutivo de nuestro planeta y nuestra humanidad en este momento, para que si queremos, podamos enfocar con mayor precisión y voluntad nuestro objetivo de evolución consciente. Y también me parece que a veces necesitamos "un choque" que renueve y acreciente  nuestro impulso.

Como sabemos, nuestra evolución depende de nuestro estado de consciencia y por consiguiente del nivel de vibración de nuestra energía.
Nuestro salto evolutivo y el del planeta consiste en el "traspaso" de la línea temporal 33, que es donde nos encontramos ahora, hacia la línea temporal 42, que es la que ahora se está formando. La energía que vibra en la línea 42, es de altísimo rango, es la energía del Amor. Es ahí donde tenemos que llegar y anclarnos si queremos dar el salto. Este Amor es el que podemos canalizar a través del cuarto chakra y no corresponde a lo que solemos entender por amor en esta linea temporal 33.



Para (a mi entender) una buena explicación de este tema, creo que lo mejor es leer el artículo de David Topí de título

Estado de las dos líneas temporales: la vieja y la nueva Tierra (tiempo después…)

 En el también encontrareis enlaces a otras páginas que añaden información a este tema y explican cómo se materializa y construye la línea temporal 42.

Espero que nos sirva para que nuestro entusiasmo aumente cada día, para que estemos alertas de las energías que generamos y compartimos, para que aunque a veces nos sintamos cansados, sigamos en nuestro empeño de alinearnos con la certeza del Ser que Somos e ir siéndolo cada día más.


Un abrazo desde el corazón.


domingo, 9 de octubre de 2016

Ir creando Nuestro Lienzo

En la entrada anterior, "¿Dónde encontramos Arte?", decíamos:
"Estoy entendiendo el Arte Verdadero, como "aquello" expresado por el hombre, que trascendiendo la personalidad humana y lo aparente, refleja algo o mucho de la verdadera esencia del ser humano, "aquello" que es propio de la naturaleza del Ser,..."
Y en otro párrafo:"... Así que de la misma manera que la obra de Arte, lo es en la medida que consigue reflejar esa esencia,  cualquier obra o acto del ser humano que la refleje, también  lo sería, porque al igual que la obra de Arte, estaría expresando y reflejando nuestro ser trascendente. No depende del medio de expresión utilizado."

Todo Arte Verdadero contiene la Belleza y el Amor que su creador tenía en sí mismo y supo expresar cuando la creó.
Y todos podemos expresar esa Belleza y Amor porque sencillamente es lo que en verdad Somos y lo podemos comprobar de la manera siguiente:

En la contemplación de una obra de Arte Verdadero, donde La Belleza disuelve y traspasa la apariencia y nos inunda con el amor que desprende, nuestro espíritu se enciende y nos succiona, tal vez por unos segundos o por toda la vida, pero nos secuestra en un instante inmóvil, que pertenecen a un mundo donde no hay antes ni después, donde nuestra personalidad, identificada con esa emoción de Amor,  se siente reflejada plena, desbordante y apasionada, en fusión con nuestro espíritu.
Esa emoción que trasciende el tiempo y la dualidad, ese sentir de amor, de paz, de plenitud, que parece mudarse e instalarse en nuestra alma, es ese Ser nuestro gritándonos su existencia.

Cada uno de nosotros seguro que ha sentido algo similar en algún o muchos momentos de su vida.
La música, la poesía, pinturas, esculturas...y no solo las obras realizadas con nuestros medios artísticos, también la naturaleza,  un ser humano, un pensamiento, una lectura, una conversación, una inspiración, etc, nos pueden haber transportado ahí, porque también son obras de Arte, también hay en ellos ha sido expresada esa esencia que trasciende...
Hemos podido generar ese elevado sentir en nosotros, en este caso motivado por algo que existe en nuestro entorno y unirnos con ello en su contemplación, porque Somos ese sentir inexplicable, si no lo tuviéramos dentro, si no lo fuéramos, no podríamos ser conscientes de ello en ninguna circunstancia.

Y eso quiere decir que todo contemplador que ha llegado a ese singular y elevado sentir, es o puede ser a su vez un hacedor de Belleza y Amor con el natural hecho de expresar su verdadero sí mismo, en cualquiera de sus acciones.


Se trata de ver la Vida como un lienzo en blanco, a nosotros como los artistas que lo vamos a pintar, y a nuestras acciones como los pinceles y pinturas de colores que vamos a utilizar para crear la obra. La teoría es así de sencilla.
Y la práctica no es tan complicada como muchos piensan.(Podeis ver  "¿Creemos que es difícil? Pues entonces lo será".)
Para empezar tenemos con nosotros todo lo necesario, la vida, nuestros sentimientos y nuestras acciones para expresarlos, y para seguir  tenemos que considerar si realmente queremos ser esos creadores. Si queremos serlo, únicamente precisamos de nuestra voluntad para ponernos a ello.
Es cuestión de práctica. Al igual que si queremos expresarnos a través de la música, pintura, etc, tenemos que entrenar para aprender a hacerlo, para aprender a expresar quienes verdaderente Somos a través de nuestros actos, también.

Es como si cada suceso, cada día de nuestra vida, fuera una parte de ese gran lienzo e intentáramos pintarlo con gran dedicación, intentando que cada pincelada fuera nuestra, descubriendo cada día un poco más de nosotros, reflejado en cada una de ellas.
Y para ir consiguiéndolo, tenemos, como ya hemos comentado otras veces, que ir desapareciendo de nosotros, todo aquello, que sin ser nuestro, tenemos incrustado como si lo fuera, impidiendo que nuestro verdadera luz, forma y color surjan en nuestras expresiones.
Lo que nos hace darnos cuenta que estamos pintando Nuestro Lienzo, es la paz, felicidad, que sentimos al hacerlo. Y creo que eso también lo hemos podido comprobar todos. Nos sentimos bien en la medida en que estamos alineados con nuestro verdadero Ser y actuamos conscientemente en coherencia con él. A más alineación y coherencia, más paz y felicidad. Nuestro Ser siempre trasciende la razón. Es un sentir. Por eso sus expresiones se comprenden y "se fabrican", desde y con el corazón. Un corazón libre, colocado en el instante presente.

Si intentamos cada día, a nuestro paso y en las circunstancias que estemos, hacer esto, conseguiremos ir siendo esos artistas verdaderos que somos, y nuestros pensamientos, palabras y acciones, irán siendo reflejo de ello. Crearemos un lienzo capaz de irradiar Belleza, Amor.. No hay límite en esto porque nuestra esencia es ilimitada. El límite como sabemos, lo ponemos nosotros o dejamos que nos lo pongan otros.

De modo que dicho lo anterior, en mi opinión,  podemos considerar el intento de hacer Arte Verdadero, que es nuestro Amor y nuestra Belleza expresados, como el medio primordial para poder conocer quiénes somos y serlo.

Un abrazo desde el corazón

martes, 4 de octubre de 2016

¿Dónde encontramos Arte?

El ser humano es, por naturaleza, un creador.
El nivel, la elevación o trascendencia de nuestras creaciones, depende de nuestra vibración. De eso hablamos un poco en ¿Qué proyectamos, qué atraemos? donde el final de un párrafo decía "...porque tu energía  rastreará todo aquello que esté en su mismo rango de vibración y te lo irá acercando."
Por lo tanto, las inspiraciones que nos llegan, además de estar referidas a lo que estemos enfocados, estarán también en sintonía con nuestro nivel vibratorio.Y esto es muy a tener en cuenta, en función, entre otras cosas, de lo que queramos crear, porque la creación es por inspiración.

Mi intención, en este escrito, es que podamos, al menos atisbar, que todos, si queremos,  podemos ser hacedores de Arte, que para mí es lo mismo que decir, hacedores de Belleza o hacedores de Amor.  Porque en unión con  nuestro espíritu, vamos teniendo acceso a las más elevadas cotas de vibración, lo que nos permitirá ir conectando con nuestro Ser esencial. Y ese Nuestro Ser, puede ser expresado, reflejado, con y en cualquiera de nuestras acciones sin utilizar medios artísticos.

Sin embargo, hasta ahora, dentro de nuestra cultura y sociedad, generalmente pensamos y sentimos que el hecho de hacer Arte, está "restringido" a personas que tienen talentos enfocados a la música, poesía, artes plásticas en general, etc.dado que esas disciplinas son consideradas(unas más que otras, en función de sus condicionamientos materiales), los medios con los que el ser humano puede  acceder a la posible creación de una obra de Arte. Y certero es. Y demostrado está en toda nuestra historia. Pero también tengo claro
que la realización de una obra de Arte no está limitada a la utilización de medios artísticos.

by Mark Rothko

Estoy entendiendo el Arte Verdadero, como "aquello" expresado por el hombre, que trascendiendo la personalidad humana y lo aparente, refleja algo o mucho de la verdadera esencia del ser humano, "aquello" que es propio de la naturaleza del Ser, "aquello" que es atemporal e incondicional, que sencillamente Es y a lo que podemos acceder de la mano de nuestro espíritu. Podría decirse que Es lo Bello, algo no definible, ni experimentable a través de la razón.

Aunque nuestra esencia no puede ser definida ni calificada con palabras producidas e interpretadas por la mente, las utilizamos para intentar explicarnos y poder acercarnos a su comprensión.

Si entendemos el Arte Verdadero, como más o menos, lo expuesto en dos párrafos más arriba, podríamos sustituir la palabra Arte por Amor o por Belleza. Las tres palabras son características innatas de nuestra esencia, si las elevamos a la interpretación  más sublime que podamos.
Nuestra esencia Es en sí misma Amor, Belleza, Arte...

Todos los actos expresados por un ser humano que va identificándose con su esencia y pone su personalidad al servicio de ella, van siendo actos de Amor, Bellos, que van expresando y reflejando esa esencia. Así que de la misma manera que la obra de Arte, lo es en la medida que consigue reflejar esa esencia,  cualquier obra o acto del ser humano que la refleje, también  lo sería, porque al igual que la obra de Arte, estaría expresando y reflejando nuestro ser trascendente. No depende del medio de expresión utilizado.
Existen, como sabemos, muchas pinturas o composiciones musicales, etc, que no llegan a ser obras de Arte, incluso cuando el autor tenga en su haber, muchas obras que sí lo sean. Existen también muchas obras de autores no reconocidos como artistas, que sí han realizado obras de Arte. Existen muchos seres humanos que se consideran artistas por el hecho de realizar algo utilizando un medio artístico. Todo esto limita y produce confusión, porque encasilla nuestra percepción, impide que estemos abiertos a "ver", en este caso, una obra de Arte en algo que no esté incluido en la casilla predeterminada de lo que se supone puede serlo.

Una relación entre dos personas, puede ser Arte, una puesta de sol es Arte, toda la naturaleza es Arte, nosotros somos Arte o tenemos la posibilidad de serlo. La Vida es Arte. La lista sería interminable, porque todo en la vida son medios de expresión para Ser, empezando por nuestro cuerpo físico.
Y además e inseparable, está el contemplador de la obra, que tendrá su percepción singular. Cada uno de nosotros podemos ver y/o hacer Arte, Belleza, Amor, donde otro no lo vería o con lo que otro no lo haría.

Tal vez haya que ir expandiendo las casillas o desaparecerlas para poder dejar de referirnos a compartimentos estancos, donde parece que todo está separado, que es independiente, que no está relacionado. Y para mí, nada más lejos de lo certero, porque si nos fijamos, todo va hilando, todo se va juntando. La física, la espiritualidad, la biología, la filosofía, etc. van teniendo "dificultades" en mantener sus parcelas independientes. Pero de eso hablaremos en otra ocasión.

Un abrazo desde el corazón

jueves, 29 de septiembre de 2016

Aquí y ahora

En el principio de este camino, cuando escuchaba esa frase de "hay que vivir el presente" o "estar aquí y ahora", no tenía nada claro lo que significaba, porque me parecía que no podíamos no vivir en el presente.
Pensaba que incluso cuando recordamos nuestro pasado o tenemos expectativas de futuro, estamos en el presente, al dar por hecho que es el único momento que tenemos.
Al cabo de un tiempo me pareció entender que se referiría a estar enfocados en lo que estábamos haciendo en cada momento, desde el punto de vista que comentamos en la entrada "Nuestro Ser en lo cotidiano",  donde se contempla un presente de acción,  libre de pensamientos condicionados de pasados y posibles  futuros (un aquí y ahora), como el único "espacio" donde es posible un acto nuevo, un acto de creación, (cocrear en nuestro caso), considerando que ese es un medio que nos permitiría ir evolucionando, debido a que implica, la unión, la identificación,(a medida que lo vamos consiguiendo), de nuestro personalidad humana de tiempo lineal, con nuestra esencia atemporal, nuestro Ser.

Ai Tominaga. Foto de Sophie Delaporte
Esa esencia invisible que no podemos comprender con la mente, la sentimos al colocarnos en, como dice Eckhart Tolle, "El Estado de Presencia". Podemos sentirla en el silencio de nuestra mente e ir recuperando la consciencia de Ser y desde ahí accionar. Nuestra personalidad se va convirtiendo en el instrumento o el medio, a través del cual nuestra esencia expermenta en este plano de existencia.

De modo que la condición  primera para poder ser y estar en un acto nuevo, un acto propio del aquí y ahora, es que el sujeto de ese acto, fuera transformando su personalidad postiza(de múltiples yoes supeditados a lo externo)dirigidos por un pensador,  hacia una personalidad dirigida por un Yo unificado y  sintiente,  al servicio de nuestro Ser esencial, lo que siempre daría como resultado un acto de creación.

El libro de Eckhart Tolle, "El Poder del Ahora", explica perfectamente, desde mi punto de vista, este concepto. Lo podéis descargar completo en la red. Os copio una parte:


                                                                CAPÍTULO CINCO

EL ESTADO DE PRESENCIA



NO ES LO QUE USTED CREE QUE ES


Usted habla continuamente del estado de presencia como la clave

 Creo que lo entiendo  intelectualmente, pero no sé sí lo he experimentado verdaderamente alguna vez. Me pregunto ¿es lo que pienso que es o es algo completamente diferente?



¡No es lo que usted piensa que es! Usted no puede pensar en la presencia y la mente no puede comprenderla. Comprender la presencia es estar presente.

Intente un pequeño experimento. Cierre los ojos y dígase a sí mismo: "Me pregunto cuál va a ser mi próximo pensamiento". Luego póngase muy alerta y espere por el próximo pensamiento. Compórtese como un gato observando la guarida de un ratón. ¿Qué pensamiento va a salir de la guarida del ratón? Inténtelo ahora.

¿Bien?



Tuve que esperar un buen rato antes de que el pensamiento llegara.



Exactamente. Mientras esté en un estado de intensa presencia, usted está libre del pensamiento.

Usted está quieto y sin embargo muy alerta. En el instante en que su atención consciente cae por debajo de cierto nivel, el pensamiento se apresura a aparecer. El ruido mental regresa; la quietud se pierde. Usted vuelve al tiempo.

Para probar su grado de presencia se sabe que algunos maestros de Zen se acercaban sigilosamente a sus estudiantes desde atrás y los golpeaban súbitamente con un bastón. ¡Todo un shock! Si el estudiante estaba completamente presente y en estado de alerta, si tenía "los riñones ceñidos y la lámpara ardiendo", que es una

de las analogías que usa Jesús para la presencia, notaría la llegada del maestro desde atrás y lo detendría o se apartaría. Pero si se dejaba golpear, eso significaba que estaba inmerso en sus pensamientos, es decir ausente, inconsciente.

Para estar presente en la vida diaria ayuda estar firmemente arraigado en su interior; de otro modo, la mente, que tiene una inercia increíble, lo arrastrará como un río salvaje.



¿Qué quiere usted decir con "arraigado en su interior"?



Significa habitar su cuerpo completamente. Tener siempre algo de su atención en el campo de energía interior de su cuerpo. Sentir el cuerpo desde adentro, por decirlo así. La conciencia del cuerpo lo mantiene presente. Lo ancla en el Ahora (vea el capítulo seis).



EL SIGNIFICADO ESOTÉRICO DE "ESPERAR"



En cierto sentido, el estado de presencia podría compararse con esperar. Jesús usó la analogía de la espera en algunas de sus parábolas. Este no es el tipo habitual de espera aburrido o inquieto que es una negación del presente y del que ya he hablado. No es un esperar en el que su atención está concentrada en algún punto en el futuro y en el que el presente se percibe como un obstáculo indeseable que le impide tener lo que quiere.



Hay un tipo de espera cualitativamente diferente, que requiere su alerta total. Podría suceder algo en cualquier momento y si usted no está completamente despierto, completamente quieto, se lo perderá. Este es el tipo de espera del que Jesús habla. En ese estado toda su atención está en el Ahora. No queda nada para soñar

despierto, pensar, recordar, anticipar. No hay tensión en ella, ni miedo, sólo presencia alerta. Usted está presente con todo su Ser, con cada célula de su cuerpo. En ese estado, el "yo" que tiene pasado y futuro, la personalidad, si usted quiere, casi que no está. Y sin embargo nada de valor se ha perdido. Usted es todavía esencialmente usted mismo. De hecho, usted es más plenamente usted mismo de lo que nunca fue, o más bien sólo ahora usted es verdaderamente usted mismo


Un abrazo desde el corazón

viernes, 23 de septiembre de 2016

El miedo y la fe



Como veíamos en la entrada anterior, El miedo que nos impide Ser (preámbulo), vemos, percibimos y sentimos un mundo "peligroso", donde parece haber poca opción a una vida sencilla y  pacífica, al estar nuestro planeta polarizado en las energías de "servicio a uno mismo".
Esas energías son mantenidas, creadas y/o incrementadas  por "los controladores del mundo" para su beneficio personal. Lo hacen a base de crisis económicas, sucesos de bandera falsa para entablar guerras, etc, y de una manipulación continua de la información, consiguiendo que sintamos miedo y que entreguemos nuestro poder de "salvación" a otros

Esos miedos inducidos en nosotros  por la amenaza del mal  y/o su constatación, son los encargados de engancharnos a un "ego alterado" de competencia, lucha  y ambición enfocada en la materia (como comentábamos en "Las fronteras del ego"), impidiendo que descubramos quiénes Somos.  Y si en algún momento tenemos atisbos de nuestro Ser, lo desechemos como posibilidad de vida, por sentir casi imposible, actuar en alineación con él en este mundo.
Ese (muy resumido) es el juego del "sistema de control", porque sabe que si somos conscientes de nuestro Ser, no podrían manipularnos.

Lo que no ha podido "impedir el sistema", son esas "burbujas" donde el ser humano ha ido desarrollando  la búsqueda incesante de respuestas a la pregunta de quiénes somos, burbujas donde  poder enfocar nuestra tendencia natural al conocimiento, trascendencia y evolución. Me refiero a las ancestrales escuelas de sabiduría, a la filosofía, al arte y a la ciencia y me refiero con gran admiración, a las culturas de pueblos indígenas que se han mantenido fieles a su sabiduría ancestral, conscientes del espíritu de Todo Lo Que Es y que han vivido en consecuencia.

Esas burbujas por muy contaminadas que estén,(al ser también víctimas de manipulación), no han dejado de contener a grandes seres humanos, sabios a veces, iluminados otras, que nos han ayudado y ayudan a conocer, gracias a su inspiración e intuición, ese más allá que es ese más adentro que habita en nosotros.
Y esto os lo comento porque ahora, ese conocimiento que en general se ha mantenido como teórico, motivo de estudio y en casos aislados práctica de vida, está dejando de estar aislado en sus burbujas y está siendo inspirado (para quien lo quiera recibir) en, cada vez más seres humanos, con el fin de que pongamos nuestro cuerpo y alma al servicio del espíritu, ayudando a que  nuestra  humanidad salga del miedo, pase al amor y evolucione.

Cada dia hay más gente que no sólo empieza a saber, sino a sentir al verdadero Ser que somos y habíamos olvidado.
La posibilidad del conocimiento de nuestro Ser "inalcanzable" resurge hoy en día colocándose al alcance de todos  a través de su experiencia.. Adquirir la consciencia de quienes somos  pasa por sentirlo.

Podemos llegar a sentir  nuestra esencia por medio de la meditación, entendiendo aquí  la meditación por todo aquello que pueda elevar nuestra vibración a un punto donde  sencillamente,  está la certeza de quien Eres. En  ese estado no cabe el miedo o la duda, es un estado de plenitud, poder de ser, de amor, paz y alegría que es lo que Somos. Con haber sentido eso una vez, es comprobable que el miedo no existe.


Y a partir de ahí con la consciencia de nuestro verdadero potencial, podemos elegir nuestro personal camino y decidir qué queremos, si conectar nuestra personalidad con nuestra esencia y disponer de nuestra energía libremente para compartirla con los demás, o conectar nuestra personalidad con las emociones del ego alterado y apropiarnos de todo lo que podamos pensando en subsistir, y creyendo que nos servimos a nosotros mismos en vez de al sistema de control.
En un camino reina el amor y en el otro el miedo.

En mi opinión, si elegimos el camino del amor, lo primero que tenemos que afianzar es la fe, la certeza de quienes somos y lo que significa, porque en la medida que nos afianzamos en Nosotros, el miedo desaparece.
Me refiero a la fe o la certeza, que es propiedad innata de nuestra consciencia de Ser. (no a la fe de las religiones, que creo se entiende, como un don que puedes tener o no y que permite creer en un dios externo todopoderoso)
La fe se va afianzando a medida que alcanzamos una y otra vez, ese nivel de vibración que nos permite acceder a nuestra esencia. Podemos ahí comprobar cada vez nuestro poder y al volver a  nuestro estado de consciencia cotidiano, vemos que va creciendo y permaneciendo esa fe en nosotros. Esto hace que nos resulte más natural ir avanzando en el camino, siendo ya conscientes de que cuando nos asalta el miedo, podemos mirarlo, analizarlo y saber por qué lo estamos sintiendo, lo que facilitará considerablemente su disolución.  Está al alcance de todos.

Nota aclaratoria
(Por supuesto estamos sacando de esta ecuación  un miedo, llamémosle "original", propio de nuestro instinto de supervivencia. Este miedo se produce como reacción ante un suceso natural que atenta contra la seguridad de nuestro cuerpo humano, generando la energía que nuestro cuerpo necesita para prepararse y  poder defenderse de esa amenaza.
Este miedo por lo tanto lo necesitamos y además la energía que genera, al ser consumida por nosotros mismos en cada amenaza concreta,  no deja residuos, no se queda estancado en nuestro cuerpo mental ni emocional, sencillamente su energía nos retroalimenta mientras la necesitamos para salvarnos del peligro. Por lo que  nadie más que nosotros se alimenta de ella)

Un abrazo desde el corazón

lunes, 19 de septiembre de 2016

El miedo que nos impide Ser (Preámbulo)


Si nuestra personalidad humana estuviera conectada con nuestra esencia, con nuestro verdadero Ser, nuestras experiencias en la tierra serían felices, pacíficas, alegres, cooperadoras, expansivas, amorosas, tendríamos un planeta todo lo maravilloso que nos podamos imaginar. Evolucionaríamos dentro de la belleza. ¿Por qué no es así?

 Es como si no existiera, (porque no se nos ocurre esa posibilidad),  la opción de una vida bella en sí misma, de un nosotros bello en sí mismo,  nada más que en sueños o en la mente de los más ilusos. Es como si tuviéramos insertado en nuestra mente un chip que todo lo tiñe de gris, oscurísimo en muchos casos y sálvese quien pueda.


Hablábamos en la entrada anterior del ego alterado y de nuestra personalidad dominada por él. Pero ¿por qué en general, nuestra personalidad se rinde a ese ego sin cuetionarlo, como si no hubiera otra opción? Si nuestra esencia es nuestro verdadero Ser, que habita en nosotros humanos ¿por qué nos cuesta tanto descubrirla, sentirla y que nuestra personalidad humana se identifique con ella?

Os cuento mi versión, resumida en lo posible, elaborada en base a mis experiencias y a lecturas que me resonaron tanto, que hicieron que todas las bombillas se encendieran a la vez en mi mente:

-Preámbulo
(antes del encendido de las bombillas):

by Miles Aldridge
En general damos por hecho que: "la vida es muy difícil, está llena de problemas, etc". Damos por hecho que lo "normal" es vivir escalando montañas pedregosas y que intentaremos que no se nos metan chinitas o piedras en los zapatos para poder caminar lo más cómodos posible. Nos sentimos amenazados por el mal, sentimos miedo e intentamos evitarlo.
También damos por hecho que a veces y sólo a veces, la vida "nos concede  la aparición" de situaciones bonitas, que nos hacen felices por un rato más o menos largo.
Nos pasamos la vida en busca de la felicidad a la vez que tenemos asumido, como si de algo inamovible se tratara, que es algo casi imposible de conseguir.
E incluso creo que podemos decir que muchos nos pasamos la vida buscando "amor",  porque pensamos que en cualquiera de sus manifestaciones, es el remedio a casi  todos los males.(y no andamos nada desencaminados)

Podemos concluir que vivimos "desde siempre", sumergidos en el "territorio de la dificultad", dificultades diversas según cada persona y vida, y aunque seamos  positivos y no nos asusten las adversidades, permanecemos en el escenario de piedras, grava o arenisca,  porque nuestro punto de partida para "estar en el mundo", sigue siendo la lucha con la aspereza  de la vida.
La vida va por su lado con las creencias que "tenemos"de ella  y nosotros, por otro, intentamos sortear sus obstáculos, minis, grandes o enormes, según el caso,  porque tenemos que sobrevivir.

(ya con alguna bombilla encendida):

 Os dejo el enlace de la entrada  "Está en nuestras manos" para ir hilando cosas, os muestro el párrafo que más viene al caso:
"...Lo primero que tenemos que hacer es dejar el sitio libre para que la luz pueda avanzar, borrando la oscuridad generada por todos los miedos escondidos o disimulados. Miedos que nos han inculcado a través de una manipulación que está sustentada en unos paradigmas llenos de dogmas que no son nuestros pero que hemos acatado como si lo fueran...."

¿Por qué nos manipulan a través del miedo? ¿Por qué hemos entregado nuestro poder tan fácilmente?

Que hay una élite muy  minoritaria que gobierna el planeta para enriquecerse más y más, está (al menos para mí) muy claro. Estas "personas" necesitan mano de obra en todos los niveles sociales y en todos los ámbitos para conseguir sus fines. ¿Pero por qué hacerlo a través del miedo? ¿Por qué han creado una percepción del mundo tan amenazante?¿No sería más fácil y productivo para ellos  hacer que la gente creyera estar contenta? ¿No serviríamos, aunque fuera de forma inconsciente, mejor a sus fines? (mucho de esto también hay)
¿Por qué hemos entregado nuestro poder tan fácilmente a cuatro gatos, cuando somos mayoría y esa entrega nos hace sentir miedo en sus diversas manifestaciones? stress por miedo a no tener, no poder, no saber, etc sintiendo desazón, nervios, angustia, tristeza, baja autoestima, soledad, desarraigo, depresión,  y un sin fin de emociones negativas.
No cuadra muy bien...

¿Qué produce el miedo? y ¿A quién le beneficia?

Os dejo otro párrafo de la entrada "las fronteras del ego" que también viene al caso y así podemos seguir hilando

" ...La consecuencia primera de esa entrega de control a nuestro ego es la separación. Nos separa de nuestro Ser, de nuestro cuerpo espiritual, dificultando o impidiendo que seamos conscientes de nuestra esencia y de  la de todo lo que nos rodea. Vive prisionero en la densidad física de la materia y en los pensamientos y emociones condicionados por ella. La consecuencia segunda, generada por la primera, es que nos separa del resto de seres vivos, humanos y no humanos.

El ego alterado al estar separado, se siente solo y tiene que luchar para no estarlo.

Tiene miedo a no sobrevivir, a que "le quiten" su lugar en el mundo y hará todo lo necesario para que eso no suceda. Pero al haber hecho de lo externo sus referencias,  siempre vive luchando, estableciendo y marcando las diferencias con todo lo que le rodea..."


Sabemos que todo es energía y que somos proyectores y receptores de ella. El miedo es una energía de muy baja vibración y es lo que estamos emitiendo cuando lo sentimos. Eso es lo que produce.
¿A quién beneficia esa emisión de energía tan densa?

Al ser todos energía,  necesitamos alimentarnos con ella para vivir. Y en nuestro universo, compuesto de densidades formadas por los distintos estados de evolución, esa alimentación sucede de arriba hacia abajo. Es decir, nosotros estamos en la 3ª densidad y nos alimentamos de los animales y plantas que pertenecen a la 2ª densidad. Y los de la 4ª densidad se alimentan de la energía que generamos nosotros en la 3ª.

También sabemos que nuestro mundo es dual. Está polarizado en energías "positivas" y "negativas".

Se alimentan de energía "negativa" los seres que han elegido evolucionar en  esa polaridad (servicio a sí mismos), y se alimentan con energía "positiva" los que evolucionan en la opuesta (servicio a otros).

Entonces debe ser que quienes nos controlan son de polaridad "negativa", y necesitan  "comer" energía "negativa"...

Aquí lo dejo para que oigais este video que forma parte de una conferencia de título "Despertando al mundo" de David Topí, donde explica por qué interesa que emitamos energías "negativas" mucho mejor que yo lo haría. La conferencia consta de 4 videos, pero si escucháis el primero, desde la hora 1,00.25, hasta su fin, entenderéis perfectamente por qué y cómo nos manipulan con el miedo.

Tal vez puede resultar perturbador escucharlo, pero creo que si conocemos cómo funciona nuestro mundo, nos resultará más fácil transformarnos y transformarlo.


Un abrazo desde el corazón